En el mundo del trading hay ciertas cosas que podemos controlar y otras que no. En este post les mostraremos cuáles son para así poder mejorar nuestra manera de operar.

¿Qué no podemos controlar?

  • El movimiento del precio
  • El resultado de una operación

En el momento que la orden está ejecutada no podremos hacer nada, dependerá del mercado y no será controlable. Por lo tanto, es mejor centrarse en lo que sí podemos controlar.

¿Qué podemos controlar?

  • Cuándo entrar en una operación.
  • Dónde establecer el stop loss.
  • El precio de salida de la operación.
  • El tamaño de la operación.
  • Las conclusiones después de la operación, el análisis es tuyo.
  • Cómo controlar las emociones.
  • Decidir si estar en la operación y salir de la operación.
  • Cuándo utilizar un trailing stop o dejar correr las operaciones.
  • Cuándo no operar y estar en liquidez.
  • Analizar y mejorar nuestro plan de trading a medida que hacemos operaciones.

Podríamos decir que lo más importante es decidir dónde está el punto de entrada y el tamaño de nuestra operación, ya que es fundamental operar con el riego justo para evitar sorpresas desagradables.

En conclusión, es fundamental centrarse en lo que podemos controlar y dejar de pensar en lo que no.