Netlix fue la primera de las FAANGs en dar a conocer sus cifras correspondientes al segundo trimestre y no han gustado mucho.

Netflix anunció que en este segundo trimestre incrementaron los suscriptores en 2,7 millones. Los mercados (y la propia empresa empresa) esperaban unos datos más elevados. Nada más y nada menos que 5 millones de nuevos suscriptores, eso significa una reducción de su beneficio en un 30%.

Por lo tanto, no era de esperar que tras anunciar los datos, las acciones de la empresa cayeran un 1o,27%, llegando a un precio por acción que no se veía desde enero de 2018

No es la primera vez que le ocurre a Netflix esto, pues en julio del año pasado, Netflix tampoco alcanzó las expectativas. Por lo tanto, podríamos decir que los segundos trimestres son el punto débil de la compañía.

Para el tercer trimestre, Netflix espera aumentar su clientela en 7 millones. Recordemos que el año pasado en su tercer trimestre registró 6,1 millones.

¿Comprar o no comprar?

Llegó la pregunta de oro. ¿Deberíamos de comprar o esperar?

Actualmente el mercado esta dividido. La gran mayoría (71,1%) recomienda comprar debido a que le ven un recorrido al alza de hasta el 20% en corto plazo. Un porcentaje más reducido (20%) recomienda mantener en cartera las acciones de la compañía y el resto (8,9%) recomienda vender.

La competencia

Netflix ha gozado de una posición dominante en el mercado del streaming debido a que fue el primer servicio de los de su clase. Pero nuevas compañías están llegando y pueden hacer que esa posición dominante cambie.

La compañía HBO ha fijado el objetivo de ser más comercial para así poder competir con Netflix. Por otro lado, tenemos a Disney, que lanzará su propio servicio de streaming Disney+ con una cuota mensual más baja que Netflix.

Amazon también dispone de su servicio de streaming (Amazon Prime Video) y Apple ha revelado que lanzará su servicio Apple TV+

A Netflix le ha salido mucha competencia y no podemos saber si seguirán en cabeza o se hundirán.