El motivo por el que quiero hablar de este tema se sustenta en dos razones. La obvia es mi relación directa como empresario en el mundo del trading, y la menos obvia pero no por ello menos importante, el respeto que este ecosistema merece.

Quienes se aventuran en el mundo del training tienen dos posibilidades: caer rendidos ante una práctica que enamora, o considerarlo como una forma de hacer crecer su capital.

Mi objetivo con este artículo es que crezcan los primeros y disuadir a los segundos que crean que el trading es como un juego de azar: el trading requiere y merece respeto, conocimientos y pasos firmes y decididos, sin titubeos.

A partir de aquí, ¿cómo podemos iniciarnos en el mundo del trading y poco a poco practicarlo de forma profesional?

 

Formación continua y apropiada

 

Si bien debo insistir en que no se trata de un juego de azar, tampoco necesitas un master o titulación superior de economía para comprenderlo. Lo que sí que necesitas es unos conocimientos básicos sobre el instrumento adecuado a nuestra posición en el mercado, el vocabulario mínimo (entender por qué te interesan spreads reducidos y un buen nivel de apalancamiento, por ejemplo) y contar con la ayuda necesaria en casa caso, que puede venir de la mano de la actualidad económica (las clásicas páginas salmón de los diarios o los blogs y páginas webs especializadas) o un asesor financiero que te guíe.

Además, el mundo de las finanzas online tiene la particularidad de rodearse de todo un sinfín de herramientas útiles, calculadoras, ebooks e incluso cursos gratuitos que si bien no te convierten de la noche a la mañana en El Lobo de Wall Street, sí te ayudan a comprender cada vez mejor este apasionante universo.

 

 

Atención a cada paso

 

Insistiré hasta la saciedad: el trading no es llegar a casa después de un día de trabajo, sentarte frente al ordenador y dar al “buy” o al “sell” y creer que con estas acciones vamos a poder jubilarnos en unos años.

Ante cualquier clic que confirme cualquier acción financiera, debemos ser consecuentes de lo que podemos ganar, pero también de lo que podemos perder y no únicamente esto: sino del tiempo que nos va a llevar, de cuándo debemos revisarla para corregirla, confirmarla o dar un paso atrás si nos va a suponer pérdidas, etc.

Cuanto más reduzcamos el componente azar y aumentemos el componente seguridad, mayores serán las probabilidades de éxito.

 

Amoldarnos a nuestras necesidades

 

Si somos constantes y tenemos avivada la pasión que supone el trading, probablemente estaremos en disposición de realizar inversiones cortoplacista. Sin embargo, si queremos únicamente curiosear, iniciarnos o ir en busca de ganancias pequeñas pero sin riesgo, nos interesa apostar por instrumentos medioplacistas o incluso a futuros.

Cualquier buen broker ofrece una oferta de centenares de instrumentos, entre los que elegir desde la clásica inversión en valores bursátiles hasta otros más complejos como el BUND alemán. Entre todos ellos estoy seguro que hay más de una posibilidad que encaja con tu perfil y tus necesidades: no te inclines por las opciones más obvias y preocúpate por dar con aquella o aquellas que mejor te encajen. Solo así entrarás con buen pie.

Probar

 

Aunque hablemos de dinero y por tanto, no podamos decir alegremente “voy a invertir 1000 euros a ver qué tal”, el mundo de trading, sobre todo cuando nos iniciamos tiene mucho de ensayo prueba-error.

 

La clave para ganar en el trading consiste en dar con una estrategia personal que nos funcione, y para llegar a ella cómo diversificamos nuestra cartera es fundamental, y para diversificar no queda otra que probar con diferentes fórmulas.

 

Tienes a tu disposición en más de una plataforma cuentas demo que te servirán para hacer este testing sin arriesgar tus ahorros, aunque también funciona muy bien tener anotado los valores que más interés te despiertan en un Excel y hacerles seguimiento durante un periodo de tiempo para ver cómo te iría invirtiendo en ellos.

 

Constancia y revisión

 

Una vez has seguido estos pasos ya estás en disposición para entrar con seguridad en el mundo del trading. Pero todo ello no es como montar en bicicleta, que lo aprendes y ya lo tienes “dominado” de por vida: en la inversión no hay reglas infalibles y lo que hoy parece seguro, mañana ya no lo puede ser. Forma parte de su naturaleza y también de lo que lo hace un mundo tan interesante y apasionante.

Por ello, incluso si tienes bien diversificada la cartera y controlada la estrategia, sométela a revisión constante y no dejes de “probar”. Que seas tú siempre quien tengas el control y no tus inversiones quienes te controlen.

 

Pasos para iniciarnos y afianzarnos en el mundo del trading
5 (100%) 4 votes
¡Sígueme!

Artículos relacionados