A escasos meses para finalizar el año, la incertidumbre sigue presente entre los inversores. No olvidemos que el cuarto trimestre suele ser un periodo favorable para las bolsas, pero en esta ocasión existen diversos elementos que puede hacer que cambie la cosa.

Trump y los aranceles

La OMC dio luz verde a Donald Trump para implementar aranceles a las importaciones de la Unión Europea. España, Reino Unido, Alemania y Francia serían los países más afectados.

Datos macro

Por otro lado tenemos los datos macro, como por ejemplo, el peor dato de producción industrial de Estados Unidos desde el 2012 y el de Europa desde el 2009. En Europa se ha producido una caída de la actividad económica (mayor de lo esperado) en Alemania, Francia y España, pero lo que más preocupa es Alemania, el motor europeo. El sector servicios cayó al nivel más bajo en tres años, el sector manufacturero hundido y el índice compuesto cayendo a niveles no vistos desde hacía seis años.

Brexit

No olvidemos que el 31 de octubre está a la vuelta con el tema del Brexit. Bruselas cree que hay obstáculos importantes para llegar a un acuerdo, pero la idea de una prórroga adicional de 3 meses cobra fuerza. En caso de una salida desordenada y sin acuerdo la Bolsa de Reino Unido podría caer un 10% y en el resto de las Bolsas europeas, los descensos serían entre el 5-8%.

Recesión

A todo esto el riesgo de recesión en Estados Unidos ha aumentado, de hecho la probabilidad de recesión en los próximos 12 meses ha subido al 40%.

Como vemos, hay demasiados elementos de incertidumbre. Y habría que añadir otro más: y es que Trump aplazó al 24 de noviembre su decisión de gravar con un 25% a los coches europeos. Y este es el motivo por el que Europa no se ha atrevido a responder con firmeza a los últimos aranceles de EE.UU., pues teme que Trump se enroque más aún si cabe y termine atacando al sector automovilístico del Viejo Continente. Hay un antecedente: Alemania fue uno de los impulsores de la tasa Google y curiosamente también fue uno de los primeros en renunciar a ella en septiembre del año pasado por el temor a las posibles represalias de Trump sobre la industria automovilística.